Plazas

Plaza de Zocodover

El centro neurálgico de Toledo y centro de la vida de la ciudad, se trata de un punto de referencia tanto para el turista como para los toledanos. La plaza ha sido testigo de todas las épocas y pueblos que se asentaron en la ciudad. Los romanos la ocupaban como espacio defensivo de la muralla por la única puerta de acceso a la ciudad de entonces en el Arco de la Sangre y los árabes la convirtieron en “mercado de bestias”, que es el actual significado de su nombre.

En ella se han celebrado corridas de toros, ejecuciones de la Inquisición, justas y todo tipo de disputas hasta convertirse, ahora, en centro vital de la capital de Castilla-La Mancha, rodeada de cafés, restaurantes, negocios y ser un lugar de obligada estancia para el visitante. (Wifi gratis en la plaza)

 

Plaza de Santa Teresa de Jesús

Escondida tras las murallas que dan al Paseo del Recaredo y a pocos metros de la Puerta del Cambrón se encuentra un pequeño espacio ajardinado que gobierna la figura de Santa Teresa de Jesús, flanqueada por un antiguo caserón y el Convento de San José, que data de la mitad del siglo XVI, de las Carmelitas Descalzas, orden de la que fue su fundadora y en la que aún residen algunas monjas.

Plaza de Santa Clara

En esta plaza, ubicada en la antesala de los cobertizos de Santo Domingo el Real y Santa Clara, se levantan el monasterio del mismo nombre, con un pórtico sobre pilares, y el antiguo Palacio del Marqués de Malpica, una construcción típica del renacentismo toledano que conserva su torre-mirador y que ahora se ha reconvertido en edificio administrativo del Ministerio de Fomento.

Plaza de Santa Isabel

A pocos metros de la Plaza del Ayuntamiento se encuentra este rincón al que van a dar la portada gótica del Convento de Santa Isabel de los Reyes, fundado en 1477 a partir de dos palacios distintos, ambos mudéjares del siglo XIV y la parroquia mozárabe de San Antolín. El interior del convento conserva abundantes muestras del mudéjar civil.

Plaza del Pozo Amargo

Desde la Puerta de los Leones de la Catedral o desde el edificio del Ayuntamiento se puede llegar a esta pequeña plaza que alberga un antiguo pozo que da nombre a la misma. En él se desarrolla una de las más famosas leyendas de Toledo, en la que una joven judía convirtió sus aguas en amargas con sus lágrimas al conocer que su padre mató a su enamorado cristiano.

Plaza de San Cipriano

Desde su parte más alta se pueden apreciar unas bonitas vistas de los tejados del Casco Histórico y de la Iglesia de San Cipriano, cuyos orígenes se remontan al siglo XII, aunque de la época medieval sólo se conserva la torre, ya que fue totalmente reconstruido en el siglo XVII.

Paza de las Capuchinas

En esta plaza se encuentra el Convento de la Purísima Concepción, desde donde sale la impresionante talla del Cristo de la Expiración durante la Semana Santa, a partir de las 3 de la madrugada del Viernes Santo, en la conocida Procesión del Silencio. Se trata de una pequeña plaza, acogedora y escondida al paso de vehículos, gracias a su acceso escalonado, perfecto para descansar y contemplar.

Plaza de Santo Domingo el Real

Esta plaza, dedicada al poeta Gustavo Adolfo Bécquer y varias veces filmada por el cineasta Luis Buñuel, alberga el Convento de Santo Domingo el Real, del siglo XVI y cuyo pórtico, de estilo renacentista y asentada en cuatro esbeltas columnas, ahora está enrejado para mejorar su conservación.

Plaza de Barrio Nuevo

Se dice que sobre ella se asentaba el antiguo mercado judío. Esta plaza de aspecto moderno dentro del barrio de la Judería Toledana acuñó su nombre actual después de la expulsión de los judíos de España. Actualmente, es un buen lugar para descansar en sus bancos de piedra a camino entre los numerosos monumentos y callejuelas que el barrio de la Judería ofrece al visitante.

Plaza del Padre Juan de Mariana

Esta plaza cuenta con un pequeño parque a cuyo pie se levanta el edificio de la Iglesia de San Ildefonso y a su lado una de las calles más estrechas de la ciudad, el Callejón de Orates, y a cuyas espaldas se dibuja en el cielo la parte más alta de la torre de la Catedral.

Plaza de San Vicente

Camino de la Catedral desde la calle Alfileritos y junto al Palacio de Lorenzana, actual sede universitaria, se encuentra esta plaza que recoge su nombre de la iglesia mudéjar de San Vicente, erigida en honor a la Reconquista de la ciudad el 25 de mayo de 1085. De ella destaca su ábside que en Toledo es conocido como el Cubillo de San Vicente.

Este sitio usa cookies de navegación, que recogen información genérica y anónima, siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información sobre las cookies y su uso en POLITICA DE COOKIES