Mezquita de las Tornerías

La cronología la sitúa en torno a la segunda mitad del siglo XI. Está ubicada en lo que en época medieval se llamaba Arrabal de Francos, junto al Zoco de los bruñidores y encima del zoco de los cambiadores; en el corazón de un barrio eminentemente comercial.

La Mezquita de las Tornerías, conservó su culto incluso después de ser tomada la ciudad por Alfonso XV; fue desacalizada por los Reyes Católicos entre 1498 y 1505. En la actualidad, alberga el Centro de Promoción de la Artesanía.

La planta de la Mezquita es irregular cuadrada. El espacio está organizado mediante cuatro columnas sin basas, en tres naves, que generan nueve compartimentos cuadrados. Todos ellos van cubiertos por bóvedas vaídas, a excepción del central de estructura cruciforme. Los arcos son de herradura con gran variedad de proporciones, que se encuentran adosadas a los muros de cierre. En el lado correspondiente al muro de la qiba debió hallarse el mihrab.

Lo que determina la singularidad de este edificio es el hecho inusual de tener dos plantas, a causa del desnivel del terreno. La entrada desde la plaza del Solarejo está prácticamente a nivel de la sala de la mezquita o zona de culto, mientras que la planta baja de la calle Tornerías, compuesta por tres naves subdivididas por arcos semicirculares de granito - arcos romanos-, se abre a las estructuras de uno de los depósitos de agua, castellum acquae, que sustentan aquella.

 

Este sitio usa cookies de navegación, que recogen información genérica y anónima, siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información sobre las cookies y su uso en POLITICA DE COOKIES