Iglesia de San Sebastián

 La Iglesia de San Sebastián se localiza en el denominado “Barrio de Curtidores”, dentro del cual se enmarcaría construcciones defensivas como la puerta de bab al- Dabbagin o “puerta de los Curtidores” localizada, muy probablemente, en las cercanías de la iglesia. A través de las fuentes documentales, así como del estudio de muros y la excavación arqueológica realizada durante esta restauración, se ha podido concluir que la actual iglesia de San Sebastián ha sido un edificio con una ocupación continua, desde el siglo X hasta el XX, con una primera fase islámica y una segunda cristiana. Entre los restos arquitectónicos más antiguos que todavía se conservan en el edificio, encontramos parte de un arco de herradura en el muro que separa la nave de la Epístola de la nave de la Capillita, asociado a un aparejo islámico que podría estar relacionado con la fase islámica del edificio. Así mismo, se ha documentado un suelo de baldosas de ladrillos que se adosan al muro islámico a la misma cota que el umbral de la mencionada puerta de arco de herradura. A esta misma fase constructiva se pueden asociar la pila localizada en el tercio norte de la nave de la Epístola y la puerta construida en un muro con aparejo islámico que se conserva en el muro norte de la actual iglesia, detrás del retablo. También se han descubierto parte de un primitivo edificio islámico en la nave de la Epístola y en la nave de la “capillita”. Se trata de un muro de mampostería ordinaria, trabado con barro, al que se le adosa un suelo de baldosas que presenta una evidente pendiente hacia el extremo orienta de la iglesia. La demolición del edificio islámico para la construcción de la iglesia cristiana se debió producir a finales del siglo XII o en pleno siglo XIII. En los siglos XIV y XV se realizan una serie de pequeñas reformas en el edificio que no están demasiado claras. En las obras de esta fase es donde se podría encuadrar la actual torre de la iglesia, que presenta un aparejo que podríamos fechar en torno al siglo XV. En el siglo XVI se emprende una agresiva intervención en el edificio de la que tenemos constancia a través de documentos escritos de la excavación arqueológica. En dicha reforma se eliminan los muros de las fachadas oeste, sur y parte del muro de la fachada norte para ser elevados de nuevo, llegando sus cimientos “hasta la roca nacida” , como afirma el protocolo de 1595, hecho que se cumple en todos los muros de la reforma, excepto en la zona sur de la nave de la Capillita, donde se reaprovecha el cimiento existente debido, muy probablemente, a la profundidad a la que se encuentra la roca base en esta zona. A pesar de esta intensa reforma se siguió conservando la orientación este-oeste. Probablemente el edificio cambió de orientación en el siglo XVIII, momento en el que se cegaría el arco apuntado de la nave de la Capillita y se situaría el retablo en el lugar en el que actualmente. El tapiado del arco vendría motivado por la entrada en estado de ruina de la capilla Mayor que se localizaba al este de la nave de la Capillita y que recoge Ramírez de Arrellano en un plano como “corral de propiedad particular”, pasando la actual nave de la Capillita a convertirse en sacristía. En el año 1916 se emprende la última reforma del edificio. De ese momento data la reconstrucción del artesonado de la nave de la Epístola, tal y como aparece reflejado en la inscripción que se encuentra en la nacela que recorre la parte superior de los muros de esa misma nave. Durante la rehabilitación integral llevada a cabo por el Consorcio de Toledo se ha intentado una actuación respetuosa con los materiales, acabados. Colores y texturas, buscándose el diálogo sereno y sin protagonismos de los nuevos materiales propuestos. Se ha procurado la restauración frente a la sustitución.

Este sitio usa cookies de navegación, que recogen información genérica y anónima, siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información sobre las cookies y su uso en POLITICA DE COOKIES