Iglesia de San Ildefonso o de los Jesuitas

Para que los jesuitas pudieran tener convento e iglesia en Toledo era menester esperar la muerte del cardenal Silíceo. Con su sucesor, fray Bartolomé de Carranza, desapareció la oposición a su llegada a Toledo.

Su construcción se dilató por más de 150 años, siguiendo en su planteamiento el modelo de Il Gesú de Roma, con su fachada de piedra dotada de un gran ventanal y sobria decoración con columnas corintias de orden gigante que enmarcan a modo de altar los nichos de los santos de la Compañía. La advocación a San Ildefonso, obispo toledano en el siglo VII se manifiesta en el relieve central de la "imposición de la casulla". Esta escena y las torres de ladrillo son la única adecuación al entorno. La imponente cúpula semiesférica sobresale de lejos, casi igualando en altura a la Catedral y el Alcázar.

De entre los arquitectos que participaron en tan magna obra, todos maestros de obras de la Catedral, Bartolomé Zumbigo y Salcedo fue el autor del aspecto exterior de las torres y la fachada. La iglesia se consagró en 1718, sin estar terminados su capilla mayor, la sacristía y el ochavo con las reliquias, cuyas obras concluyeron casi cuarenta años más tarde.

El interior, acorde con los preceptos de la orden, es de cruz latina, con una sola nave y capillas laterales comunicadas entre sí. La capilla mayor, cubierta por cúpula con tambor y linterna, presenta un gran retablo fingido dedicado a su santo patrón.

Las esculturas son obra en su mayor parte de Germán López, como San José y varios de los apóstoles. El salomónico retablo de San Juan, situado en el crucero procede de la desaparecida parroquia de San Juan Bautista, realojada en este templo tras la expulsión de los jesuitas de España.

Restaurada recientemente, la iglesia está abierta al público y ofrece la posibilidad de mirar cara a cara la esbelta torre de la Catedral y abarcar la panorámica de toda la ciudad desde las dos anchas torres dotadas de grandes vanos en sus cuatro costados.

 

Este sitio usa cookies de navegación, que recogen información genérica y anónima, siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información sobre las cookies y su uso en POLITICA DE COOKIES