Hospital del Nuncio

Representa una arquitectura hospitalaria muy avanzada, ejemplo del Neoclásico y fue mandado construir por el cardenal Lorenzana a finales del siglo XVIII.

Levantado casi al mismo tiempo y por el mismo arquitecto, Ignacio Haan, que la Universidad Lorenzana, guarda con ésta muchas similitudes formales, siendo más austero su aspecto.

La entrada se efectúa a través de un doble pórtico en el centro de la fachada, con galerías superpuestas de tres vanos cada una. Es un edificio de grandes dimensiones y proporciones regulares, estructurado alrededor de cuatro patios; la planta responde a una cruz inscrita en un rectángulo con la capilla en el cuerpo central, de planta oval y abovedada.

La fachada principal, de dos alturas sobre un basamento de piedra, le permite paliar el desnivel de la calle. En su interior lo más notable es el desarrollo de la escalera principal en varios tramos de gran amplitud, que conecta la entrada con la capilla.

Fue remodelado profundamente su interior para usos administrativos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

 

Este sitio usa cookies de navegación, que recogen información genérica y anónima, siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información sobre las cookies y su uso en POLITICA DE COOKIES