Escuela de Artes y Oficios

Creada en el siglo XIX para la formación de artistas y artesanos en la ciudad de Toledo, es en sí una obra de artesanía de su arquitecto Arturo Melida.

El edificio se levanta en el antiguo solar del convento de los franciscanos, adecuándose estéticamente al Monasterio de San Juan de los Reyes, mediante la combinación tan toledana de ladrillo con la de piedra, sin olvidar los materiales de moda, como el hierro y el vidrio.

La decoración se relaciona con los Reyes Católicos a través del enorme escudo en cerámica vidriada. Fue necesario ampliar la escuela, aprovechando la demolición del antiguo convento de Santa Ana, conservando la capilla, utilizada hoy como salón de actos.

 

Este sitio usa cookies de navegación, que recogen información genérica y anónima, siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información sobre las cookies y su uso en POLITICA DE COOKIES