Ermita de San Eugenio

Situada a la entrada de la ciudad llegando desde Madrid, a la derecha. Tiene una nave única y de su original estructura mudéjar sólo existe el ábside, presentando tan típico zócalo de mampostería y arquería ciega de ladrillo.

Fue fundada por Alfonso VII, cuando consiguió traer de Francia las reliquias de aquel obispo toledano, de la época visigoda, santo patrón de la archidiócesis. Por tener usos diversos posteriores, comerciales y de almacén, sufrió muchas reformas añadidos. Sin embargo, en 1992 fue declarada Bien de Interés Cultural, tras su restauración.

Este sitio usa cookies de navegación, que recogen información genérica y anónima, siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información sobre las cookies y su uso en POLITICA DE COOKIES