Ermita de la Virgen de la Cabeza

Ubicada en un cerro escarpado de la zona de los cigarrales, sobre el Tajo, ofrece unas vistas muy singulares de Toledo. Se accede por la calle que arranca su brusca subida desde la Venta del Alma.

Fue construida en el siglo XVI, pero cayó en ruinas y se reedificó en 1856. Tiene una sola nave de planta rectangular y techo plano, sin ábside y con entrada a los pies. La imagen representa la aparición de la Virgen a un pastor indicándole el lugar para levantar una ermita.

Sigue abierta al culto los domingos, celebrándose el último domingo de abril la primera romería del año, poco antes que la más popular romería toledana y única con fecha fija, la de la Virgen del Valle cada 1 de mayo.

Como dato curioso se puede añadir que la ladera sur occidental está invadida por un cardo de largas espinas y origen canario, sembrado por descuido y esparcido por los rebaños de ovejas que allí pastaban.

Este sitio usa cookies de navegación, que recogen información genérica y anónima, siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información sobre las cookies y su uso en POLITICA DE COOKIES