Convento de San Antonio de Padua

El convento de San Antonio de Padua de monjas franciscanas se creó en 1525 en el palacio del regidor D. Fernando de Ávalos, confiscado por orden del emperador por ser su dueño comunero. La portada es gótico-mudéjar, del siglo XV. Posee un patio dintelado, muy similar al del cercano palacio de Fuensalida.

La Sala Capitular, de la misma época, al igual que el coro conserva una bella solería de azulejos. Un poco antes de la puerta conventual se abre una portada de ladrillo que da paso a la iglesia, de estilo renacentista, de una nave y un amplio coro a los pies.

Su altar mayor cuenta con un original retablo barroco (s. XVIII), en madera sin policromar. En las capillas laterales se sitúan las sepulturas de sus fundadores, la familia De la Fuente. Es también interesante la sillería del s. XVII, que se encuentra en el coro, que, como casi todos lo que contiene el convento fue donado por otras congregaciones tras la quema y destrucción durante la guerra de Independencia.

 

Este sitio usa cookies de navegación, que recogen información genérica y anónima, siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información sobre las cookies y su uso en POLITICA DE COOKIES