Convento de los Carmelitas Descalzos

El convento del Espíritu Santo se estableció finalmente en este emplazamiento en 1643, sustituyendo el edificio proyectado por el arquitecto de la orden carmelitana fray Pedro de San Bartolomé varias casas nobiliarias.

La iglesia es de planta rectangular de tres naves con acceso a través de una portada de dos cuerpos, adornada únicamente por los escudos de la Orden. Las naves se cubren con bóveda de cañón, mientras que el crucero y las cinco capillas de las naves laterales culminan en cúpulas sobre pechinas.

Paneles de azulejería del siglo XVIII recorren tanto la nave central como las capillas. Los retablos proceden de otros edificios.

Este sitio usa cookies de navegación, que recogen información genérica y anónima, siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información sobre las cookies y su uso en POLITICA DE COOKIES